lunes, octubre 31

Demasiado tarde

Cuando logró comprenderlo fue demasiado tarde: ella ya no estaba ahí. Se había ido lejos porque no soportaba tanto dolor, porque el amor que la había llenado de felicidad se había convertido en reproches y en llanto; sintió su corazón desgarrarse en dos, le hubiera gustado despedirse…

No era el vacío en la cama, sino el enorme hueco justo en medio del alma. Él lo sabía: no más conversaciones al filo de la media noche, no más complicidades, no más besos antes de dormir… ¿Quién lo escucharía?, ¿quién le entregaría todo sin mayor exigencia que verlo sonreír?

Ella vació su mitad del armario; dejó olvidadas, por “accidente”, un par de fotografías. Le fue difícil empacar cinco años de su vida, apenas y cabían los recuerdos. Colocó el primer “te quiero” en el fondo de la maleta, encima acomodó las palabras hirientes y las ilusiones hechas añicos.

Tuvo ganas de salir a buscarla y pedirle que volviera, pero comprendió que todo había terminado; nunca conoció mujer más decidida. Quizás dentro de algún tiempo el dolor de ella se aminoraría, quizás algún día el destino permitiría que se encontraran de nuevo. Lo único seguro es que él la había perdido para siempre.

No quiso mirar atrás, aunque sabía que una parte de ella ya se había convertido en sal. ¿Por qué la había lastimado así?, ¿por qué le negó un “te amo” cuando más lo necesitaba? Él no tuvo tiempo de nada, sintió un doloroso suspiro contenido; hubiera deseado, por lo menos, hablar con ella por última vez…



No digas nada
Rostros Ocultos

No digas nada
Tan sólo mírame
Y dime si esto que sentimos hoy
Es tan sólo una ilusión.

Somos dos cómplices
En este juego que
Entre mentiras y verdad
Donde se apuesta el corazón.

Y tal vez mañana tú
No sientas lo mismo.

No, no te buscaré
Como lo esperas tú
Esta vez no cederé
A tus caprichos sin virtud.

Sabes que te amo yo
Seguro tú también
Pero tienes que entender
Que esta vida se nos va.

Tal vez mañana yo
No sienta lo mismo.

Hoy juegas conmigo al amor
Eres tan sólo una ilusión
Juegas conmigo

No, no me rendiré
Tampoco fingiré
Tan sólo búscame y verás
Pues lo nuestro es de verdad.

Sabes que te amo yo
Seguro tú tal vez
Pero tienes que entender
Que esta vida se nos va.

Y tal vez mañana tú
No sientas lo mismo.

Hoy juegas conmigo al amor
Eres tan sólo una ilusión
Juegas conmigo

Pues tal vez mañana tú
No sientas lo mismo
Tú sigue con tu verdad
Yo aquí sigo en lo mismo.

Hoy juegas conmigo al amor
Eres tan sólo una ilusión
Juegas conmigo…



4 comentarios:

Gadosfero dijo...

Tan delicado que es el amor y tan imprudentes que llegamos a ser... o descuidados.

Chale. Saludos Peni.

Diani dijo...

Será que hoy la costumbre es más fuerte que el amor...

Besos, Peni

Satanya dijo...

Wow
Asi me paso, pareciera que me conoces, que te conte lo que aquel dia me paso, no se de donde salio esa historia...
pero se que es igual ala mia

felicidades

jessica_luna_púrpura dijo...

asi son los hombres
siempre son asi
siempre