miércoles, mayo 3

Quién diría...

Todo por subestimar el poder de la Internet… Si ya me lo decían mis padres: “Ay, hija, te pasas de chistosita…”. Si ya me lo decían mis cuates: “Ay, China, te pasas de sincerota…”. Pero qué iba yo a saber que esto ocurriría, nunca me pasó por la cabeza que algo así podría sobrevenir. No lo entiendo… ¡Dios, ¿por qué a mí?!

Sí, claro, como si me persiguiera la CÍA, o la KGB o, ya de perdis, algún infiltrado que quisiera grabarme embolsándome mis buenos billetes del erario público. Ya parece… Yo sólo soy la China, nada más; uno de los tantos habitantes de Iztapalapa, un número de cuenta archivado en los expedientes de la UNAM…

Pero cuál fue mi sorpresa al revisar esta tarde mi correo electrónico. Me quedé con los ojos como platos extendidos, con la bocota abierta; poco faltó para que me muriera de un paro cardiaco provocado por la impresión. Era César Anaya, me había contactado para decirme que ya lo sabía todo… todo.

Hace tan sólo algunos posts escribí acerca del día en que nos conocimos; en efecto, a la muy tonta de mí se me ocurrió ponerlo en el Blog. Pero, neta, ¿qué tanta probabilidad había de que el protagonista en cuestión se enterara de que lo había expuesto públicamente ante la mirada de los usuarios de la “red de redes”?; OBVIO que MUCHA.

Al leer aquellas líneas me sentí avergonzada y, por la sensación de calor en mi rostro, creo que me ruboricé. Fue una suerte que estuviera en la chamba, de otra forma hubiera entrado en crisis existencial. César me contó que “alguien” hizo el “favor” de decirle que habían escrito sobre él y hasta le enviaron el link.

¿Cómo habrán dado con este lugar?: la respuesta podría estar en Google, jajaja. Quizás hubiera sido razonable que César llegara aquí él mismo, por casualidad, pero el hecho de que un tercero se lo haya dado a conocer me deja un tanto desconcertada. Alguien por ahí se las quizo dar de cupido electrónico...

¿Quién lo hizo?, ¿por qué razón? No es que esté enojada, más bien quisiera saberlo por puro morbo. ¡Cha-lesss!, comienzo a sentirme observada, quizás eso del “gran hermano” no sea sólo una invención de Orwell… No sé si podré pasar por alto esta situación y continuar escribiendo tan quitada de la pena. Está bien, honestamente lo más seguro es que sí.

Había escuchado de los ataques personales por medio del Blog, de los insultos que a veces dejan los dichosos “anónimos”, había escuchado de lo pequeño que es el universo del Blog y una vez hasta fui víctima de los banners porno, pero esto ya es el colmo. Me cae que si no me pasa esto a mí, entonces, ¿a quién? Pero bueno, de que es gracioso, pues sí, jajaja.

Tal vez no sea para tanto, pero me siento ridícula, como cuando le enviaba cartitas cursis a los tipos que me gustaban en la secundaria; pero, ¡por favor!, estoy cerca de cumplir mis 23 primaveras ¡Ya, cómo serán! No me expongan así al ridículo, no sean gachos. Ni modo, esta será, simplemente, una historia más qué contar.

Puede que sea buena idea guardar más discreción, puede que sea buena idea mantener como confidencial la verdadera identidad de los personajes de mis relatos. César no me hizo ningún reclamo al respecto, pero hubiera estado en su derecho; me siento apenada con él. Lo "malo" es que este sitio tendrá que perder un poco de frescura en pro de la prudencia.

Y pensar que yo escribiría acerca del puesto de dulces en el que me surto cuando salgo de la estación del Metro Mixihuca, ahí será para la próxima... Por esta ocasión decido exhibir mi desgracia ante ustedes al más puro estilo de Laura en América. Acepto comentarios, consejos y todo tipo de impresiones al respecto; sería muy chido que esto se prestara para el debate, ja.

13 comentarios:

superfurry dijo...

¿Quién es Cesar Anaya?

Van dijo...

gracias a Dios no tengo blog. solo esa cosa donde pongo fotos... eso me hace pensar en no subir ninguna foto comprometedora...
por otra parte, seguro se ha de sentir muy halagado.
consejo 1: mantén anonimato en mediada de lo posible.
consejo 2: nunca escribas “completamente idiotizada y amor de mi vida”en un mismo párrafo. Y menos de un desconocido.
Consejo 3: aprovecha que el susodicho ya sabe e invítalo a salir.. así te ahorras fingimientos innecesarios... o ¿será que tu inconsciente actúo para que se enterara?
Saludos
Pd. No escribas de mi. jaja

Mayra Daniel dijo...

Si, yo creo que es la inconciencia en acción. Se llama "Lapsus".

No he encontrado ese post, en donde te confiesas idiotizada y enamorada, pero son bonitos.

Alex me decía que yo posteaba todo como en clave. Y sí, bueno, una parte si era en clave, en otras nada más eran debrayes míos.

Pero te recomiendo ser cautelosa... Uno nunca sabe quien está leyendo.

Un abrazo.

D.

Frodo dijo...

Ni modo, así son los gajos de la mandarina blogera.
Por eso tanta gente sólo usa las iniciales.

F.

Kaleidoscopico dijo...

ah, pues si, por eso yo uso nombres clave apodos o "Chica de cola de caballo"♥.

Cinéfilobo dijo...

***

¡Que pase Cesar Anaya!

mynn r. dijo...

ay qué bochorno pasaste, manita. y sí, yo soy la prueba de cuán fácil es leerte jeje. no puedo acusar a la espo que te puso como link en su espacio. pero bueh, una siempre es blanco fácil de ser expuesta a través de estas cosas. quién nos dijo que escribir un "diario" sin candadito y de no-papel fuera seguro?

no pierdas la frescura, nada más eso faltaba. te recomiendo que sublimes el bochorno en altivez y digas "Y QUÉ Y QUÉ Y QUÉ??!!"

LIlly :) dijo...

suP!! jajajaja}ii que te dijO, entonces.. jeje
queeee penaa, jeje
iiO, me hubiera hechO la loca.. de tan penosiiLLa qeu soy.. asi de
que, cual blogg? iio solo se meterme al msn y buscar en googLe..
seguro alguin se robO mi identidada, y fijate!! que ahora me vengO a enterar por Ti

jajajaja

Capitán Guayaba dijo...

César Anaya, favor de pasar al área de Cajas... César Anaya, favor de pasar al área de Cajas... No pasa nada, a final de cuentas que? Tu escribes lo que te place y punto. Besos.

Sil dijo...

Jajajaja, pues sí, estas cosas pasan, es muy fácil que gente que conoces de con tu blog. Dímelo a mi, yo tuve una broncota por algo que escribí y desde entonces no me atrevo a escribir libremente. Sé que no debería importarme, pero los veo en la facultad a diario y sería muy incómodo.

Y para evitar lo que te pasó, uso iniciales o pongo simplemente "él", "mi amor", lo que sea menos su nombre.

No te reprimas por eso, sigue escribiendo como siempre!

ANM locoshome dijo...

Kiubo

Chales, pues nimodo, al ser un sitio publico, era probable que algun día diera con el... pero no se preocupe mi china, ke en el momento, lo que escribió es lo que sentía y lo que le hubiera contado a amigos en una cafetería... asi que.. no sería lo mismo que alguien le hubiera contado lo que usted dijo?...

Saludos

Diani dijo...

Ya lo platicamos querida y recuerda siempre que existen un google.
Saludos

Tanzanite dijo...

Changos!!! Yo habría alegado que "No fui yo, fue mi hermana gemela" O algo igualmente digno de la "Seórita Laura"... En fín, un abrazo y un "carrito Sandwichero" para usted, Señorita Penelope