domingo, mayo 28

Hoy, hace un año

Hace un año nos encontramos por primera vez; una parte se la debemos al destino, la otra a nuestras ansias de tropezar el uno con el otro, aún sin conocernos. Hace un año y todavía guardo el recuerdo de aquel día, lo tengo tan claro como si hubiera ocurrido apenas ayer.

Hace un año éramos “diferentes” y yo moría de amor. Hace un año queríamos comernos el mundo a bocados; sentíamos que todo era posible porque estábamos juntos, porque nos comprendíamos. Hace un año creía haber encontrado “el amor de mi vida”, hace un año…

Hace un año no sabía todo lo que iba a ocurrir, sin embargo, ya había guardado las sonrisas y las lágrimas suficientes para aprender a crecer y madurar. Hace un año, según yo, sabía lo que quería; y ahora resulta que no tenía ni la más mínima idea de lo que en verdad buscaba para mi vida.

Después de estos 12 meses le doy las gracias por las nuevas experiencias, por las alegrías, por las peleas y por los desencuentros; le doy las gracias por haberme hecho compañía. Y aunque ya nada es igual, aunque nuestras vidas comienzan a tomar rumbos muy distintos, estoy segura de que nunca lo voy a olvidar.


Llegaste a mí
Marc Anthony

Yo pensé que el amor no existía
Que de mí ya se había olvidado
Que la herida que llevo en el alma no iba a sanar
Que las cosas que hoy siento por ti
Nunca más las podría sentir
Que era un sueño imposible encontrarme con alguien así

Yo creí que el amor era un mito
Un tesoro perdido en el mar
Que esta vida tan gris que llevaba no iba a cambiar
Pero ahora que te tengo aquí
Me doy cuenta que nada es verdad
Que el amor cuando está para uno no tarda en llegar

Llegaste a mí
Con tanta vida para dar
Y descubrí
Todo lo hermoso que es amar
Llegaste a mí
Con tanto amor para brindar
Y comprendí
Que valió la pena esperar
Por ti
Con tu forma de mirar
Y tu manera de querer
Amor, llegaste a mí

Yo creí que el amor era un mito
Un tesoro perdido en el mar
Que esta vida tan gris que llevaba no iba a cambiar
Muchas veces me echaba a dormir
Acechado por la soledad
Cuántas veces me vio la mañana llorar y llorar

Llegaste a mí
Con tanta vida para dar
Y descubrí
Todo lo hermoso que es amar
Llegaste a mí
Con tanto amor para brindar
Y comprendí
Que valió la pena esperar
Por ti
Con tu forma de mirar
Y tu manera de querer
Amor, llegaste a mí

Llegaste a mí
Llegaste a mí
Yo que pensé que en mi vida el amor no existía
Llegaste a mí
Vienes y me cambias mis penas por mil alegrías
Llegaste a mí
Un mundo nuevo has vuelto a realizar
Llegaste a mí
Llegas a mí y comprendí que valió la pena esperar
Llegaste a mí

3 comentarios:

ANM locoshome dijo...

Kiubole

Hay personas, que simplemente no se olvidan, ¿verdad?, para buena o mala suerte de uno, su recuerdo siempre nos acompañará...

Saludos!

Sil dijo...

;_;

Srta. Hyde dijo...

Por ahora el amor sólo me insipira... (puntos suspensivos)
Por ti me alegra que hayas suspendido ese amor y busques nuevos horizontes