martes, julio 29

Intrascendente

No soy de inmenso atractivo y, pese a mis perfumados intentos, no puedes decir que soy “linda”. No soy activista, ni libertadora social; no abandero más causa que compartir lo que tengo y lo que hago con el mundo. No soy buena para memorizar y a veces se me escapa la frase precisa… No soy llevadera, se lo atribuyo a mi carácter inestable.

No soy el tipo de mujer que provoca, quizás tampoco el tipo de señorita presumible… y cuando no tengo nada bueno que decir, simplemente me callo. No soy cerebral, ni demasiado sociable; mi vida se reduce a una absurda pasión por aferrarme a todo lo bueno que voy encontrando a mi paso.

No hay en mí agresividad, la sustituye una infinita cursilería. No hago ejercicios mentales, de esos complicadísimos. No tengo pretextos cuando sabes que estoy aquí, a veces no sé negarme. No soy sincera cuando me digo que tengo el control en la palma de mi mano. Con frecuencia no soy lo que otros esperan.

No soy buena amiga, mucho menos cuando me da por pensar demasiado… No soy honesta cuando digo que comprendo todo, cuando hago de cuenta que no pasa nada. No soy buena, al menos no aquí, no en esta situación… No soy correcta en las despedidas, no cuando me ahorro el drama de mi novela.

No sé acatar órdenes… se me van los dedos… No me juzgues, aunque prometí no hacerlo: escribir. No sientas culpa al percatarte de todo lo que no soy… lo que no seré. No intentes comprenderlo, no pierdas el tiempo con suposiciones, pero tampoco me pienses “emocional” y absurda con la justificación de que soy mujer.

No soy misericordiosa con mi imagen pública, no me contengo… hace tiempo que no llega a mí el equilibrio convencional. No soy fanática de las casualidades, soy el tipo de persona que genera sus designios. No soy “simpática” siempre, ni sonrío siempre, ni guardo las formas siempre… No soy así, aunque muchas veces no sea bueno para mí.

10 comentarios:

Admirabilísima dijo...

¿Sabes que realmente no eres?... No eres un hombre rubio, Londinense, de ojos azules con un tatuaje en el brazo que dice "mother". Eso no eres, todo lo demás puedes serlo...
Deberías de empezar presumiendo que eres rebuena diciendo lo que no eres.
Arriba ánimos amiga.
¿Qué onda?!!!
mejor comenta en mi blog!! jajaja.

Abrazote

roccoalex dijo...

No eres la que quisieras ser, no eres la hija que quieren tus padres que seas, no eres la mejor amiga de tus amigos, pero sabes ya no eres la que eras antes o sea eres tu misma, vete al espejo y ve tus virtudes no veas tus defectos…. No estas sacada de un cuento de hadas ni de una fábula y menos de una historieta, eres real ….. la chiquita violenta que conocí… rocco

Frodo dijo...

Me acorde de esa rola de "yo soy quen soy y no me parezco a naiden" cantada por Pedro Infante.

Frodo y sus comentarios.

superfurry dijo...

te falto:

Porque soy mujer como cualquiera
Con dudas y soluciones,
Con defectos y virtudes
Con amor y desamor
Soy como gaviota
Pero felina como una leona
Tranquila y pacificadora
Pero al mismo tiempo irreverente y revolucionaria
Feliz e infeliz
Realista y soñadora
Sumisa por condicion
Mas independiente por opinion
Porque soy mujer,
Con todas las incoherencias que nacen en mi
Fuerte, sexo debil...

Asi

Capi dijo...

A ver Pinche China, alivíanate por que eres a toda madre, simon? Eso no eres, no eres una pendeja, sino todo lo contrario (dios mio, espero no estar cantinfleando)... Besos.

Sad Cecile dijo...

ERES TÚ
LA PENÉLOPE
LA CHINA
LA CHIDA
NO NECESITAS MÁS
ABRAZOOOOO!

Susi*Pop dijo...

China linda: sin el vacío la forma no podría existir; sin la luz, no podríamos ver el negro. Lo que no somos es lo que nos hace ser lo que sí somos y no hay bueno ni malos, ni lindos o feos. Simplemente somos y tu eres increíble simplente por existir... ah! y lo que piensen los demás acerca de lo que eres, no es ni la mitad de lo que en realidad es verdad --chale, espero haber dicho algo realmente! ja!

es mi nombre Berenice dijo...

Admirabilisíma tiene razón: todo lo demás puedes serlo, y sospecho que hay los has sido, y que tal vez, hoy mismo lo seas, y mañana no.

No te conozco gran cosa, pero la Penélope que empecé a leer hace un par de años no es la que leí ahora.
Te he leído simpática, te he leído agresiva, te he leído cursi, te he leído provocadora, te he leído activista, te he leído enojada, te he leído enamorada.Últimamente te he leído ensimismada (tú, no yo).

Miguel dijo...

qué sí eres?

Xavis dijo...

Yo sé que eres Penélope :) Así te quiero, aunque ya sólo nos veamos cada 253 años, sigo leyéndote.

En casi todos tus textos logras conmoverme. Mucho, por cierto. Eso me indica que eres una persona honesta y de gran riqueza.

No sé si este fue el mejor espacio para decírtelo, pero... es el que está a la mano!

Recibe abrazos cariñosos del Zeable.