martes, abril 1

No quiero pensar

Le tengo miedo a la muerte… creo que más a la de mi abuela que a la mía. Y no me gustan los hospitales, ni la sangre, ni las enfermeras, ni los médicos… Le tengo miedo al dolor… quizás también le tengo un poco de miedo a la vida. Y me sorprendo evadiendo verdades ineludibles, porque estoy aterrada y no tengo las respuestas: ¿qué ocurre cuando alguien muere?

Recuerdo que mi abuela me decía que no llorara por cosas que tenían solución, que mejor guardara un par de lágrimas para cuando ella muriera… y resulta que hoy nos dicen que ya no hay mucho que hacer… que va a morir. Y ya no puedo con esto… me pesa, me cansa. No soy la misma de antes, hay días en que no quisiera levantarme.

¿Y cuando lo “inevitable” suceda?, ¿qué pasará si no logro soportarlo? Siempre he sido débil de carácter, un poco cobarde… ¿se pueden hacer excepciones? Quiero, exijo, una esperanza, una sola; porque gradualmente he ido de la fe a la impotencia, porque ya no sé si valga la pena seguir creyendo… porque cuando me acuesto y cierro los ojos se me escapa el llanto.

No sé qué decirle a mi papá… no sé qué decirle a mis hermanos… no tengo una palabra reconfortante ni para mi propia persona. No sirvo, no ayudo… es como si de repente hubiera quedado vacía por dentro. Esto no se arregla con una frase inteligente, ni con un detalle atinado, ni con un burdo intento por guardar la calma… Esto no se arregla… para algo así no hay solución.

11 comentarios:

Irais dijo...

Penélope,

Creo que uno nunca sabe que decir en esos casos. Si te olvidas de tu dolor por apoyar a los demás va a pesarte durante mucho tiempo.

Sé que puede sonar mal, pero tienes que ser un pcoo egoísta y acopiar fuerzas para poder seguir adelante para cuando el momento llegue. Uno siempre espera que algo cambie, que el diagnóstico estuviera mal, que haya una cura milagrosa, pero la myor parte de las veces eso no sucede.

Te entiendo perfectamente, pero date chance de sentir ese dolor, es lo único que te dará un poco de fuerza. Si lo niegas, si lo evades, va a ser más dificil deshacerte de él. Uno no puede evitar esa sensacíón de vacio, nuestra impotencia ante la muerte, pero cuentas con muchas personas en quienes apoyarte, fuera de tu familia, porque ellos también necesitan de otros apoyos.

Espero que sepas que cuentas conmigo. Te dejo mi correo porque creo que no lo tienes: iraismoon@hotmail.com

Un abrazo grande grande.

Sad Cecile dijo...

Hola, China...
Este de la muerte es un tema tan... cómo decirlo... complicado... Yo lo único que puedo decirte es que disfrutes hasta el último momento a tu abue, y que le hagas saber que le agradeces el hecho de haber estado en tu vida. Créeme que el tiempo te hará sentir mejor si ella se va con esa certeza.
Te mando un fuerte abrazo

Yoda dijo...

deja que tu abuela forme parte de la fuerza pen...

debes aprender a dejar ir...

sad is the pad to fear...

Darina Silverstone dijo...

De hecho pensar no te ayudaría de nada.

Es mejor dejarte sentir toda esa tristeza.

Recuerdo que cuando mi abuelo murió todos lloramos mucho, durante un par de días.

Luego recordamos muchas cosas que vivimos.

Y no deja de doler, aún así.

Es noche, pero ya sabes donde encontrarme. Un abrazo para tí, Penélope.

D.

Frodo dijo...

La muerte no tiene solución.
Las palabras, creo, no sirven de mucho, vale más un abrazo, ayuda más un beso y no creo que sea malo compartir las lagrimas con los que sienten lo mismo.

Abrazos y besos China.

Gade Herrera Galicia dijo...

Tema dificil de comentar... pero siempre es bueno desahogarse contando las cosas...

Te mando muchos abrazos China... cuidate mucho ...

Rubén dijo...

Sabes? Siempre he tenido el problema de no saber decir las palabras conrrectas en un caso como el que vives ahora...quizá se deba a que, en realidad, no hay palabras que sirvan cuendo el dolor es tanto.
No sé qué pasa cuando se terminan la vida, pero creo que es saludable tener fe y creer que las cosas seguirán bien.
Estamos acostumbrados a aljarnos del dolor, hacerlo es algo natural, pero hay veces que es imposible alejarse, en esos momentos, no queda más recordar que ese es el proceso natural de la vida, es cruel, pero no podemos cambiarlo y no significa que sea un castigo...por más doloroso que sea, tenemos que aceptarlo.

anmlocoshome dijo...

.... ... .... ... (silencio) ...
... .... .... .... ... ...
... ... .... (DIOS está contigo)...
... ... ... ... ... ...

desfigurado dijo...

será como intentar sacar una astilla del dedo? ...es mejor dejarla ahi...o...sacarla. duele de todas formas...así estaré contigo.

abrazos!

Wolfgang-bang dijo...

Chale mi china preciosa...

La vida es un ciclo que tarde o temprano nos lleva al mismo lugar...

Soy re malo pa estas palabras, tanto que en muchas ocasiones terminan pareciendo chistes malos..

Así k mejor me callo, si necesitas que te escuche ya tienes mis datos sale?

loto_negro dijo...

La aceptacion previa, de lo posterior inevitable, no quita el dolor, pero lo controla y eventualmente lo hara mas tolerable (que no menos doloroso).