jueves, febrero 26

Historias

Hoy conocí a Oscar, según él, soy pésima comunicóloga, demasiado tímida. Y es que cuando en la mañana paseaba por los pasillos del hospital, sólo lo miré de reojo a través de la puerta de la habitación que comparte con cinco pacientes más. Antes era el “plastiniño”, ahora lo llaman “plastiloco”… en su tiempo libre modela figuras con plastilina.

“Y eso que no lo conociste cuando no tenía cabello, te hubieras echado a correr”, me dijo riendo mientras señalaba a Gilberto, su vecino de cama, para incluirlo en la conversación. Gilberto es odontólogo, con él platiqué de su profesión, de mis braquets, y de que pronto podrá trabajar con más normalidad, ahora que su cuerpo está respondiendo mejor a las quimioterapias.

***
Gilberto cree en el matrimonio, la razón más grande para seguir es su esposa: “ella es joven, es bonita… podría conseguirse a otro, pero está conmigo, y siempre me saca adelante”. Además, él se ha olvidado de las banalidades; ya no importa el físico, no importa lo que se observa a simple vista, eso, en una situación de gravedad importa poco.

***
Erick murió el lunes, hablé con Oscar de eso. Dice que todo comenzó el domingo en la noche con una hemorragia en la nariz, fue eso y sus pocas ganas de continuar: “ya no comía, hacía demasiado esfuerzo cuando se quejaba y por más que le decíamos no se tranquilizaba…”

Le contuvieron el sangrado con un tapón, pero estaba bajo de plaquetas, así que comenzó a debilitarse. Su madre fue a verlo, sufrió mucho; su última voluntad fue hablar con su padre: “estuvieron juntos, lloraron… luego pasó una monja y comenzaron a rezar por él… tosió, sangró por la boca y ahí terminó”. Juan, Dayko (de 19 años), Oscar y un paciente más fueron testigos.

Oscar no tiene leucemia, tiene hemofilia. Dice que no le teme a la muerte, que sabe que quizás sólo entonces acabe el dolor, sin embargo, no piensa únicamente en eso: “cada que vengo al hospital algo bueno me pasa, conozco gente, entiendo cosas; no sé cuándo se termine, pero debo seguir”. A veces me siento un poco tonta hablando con él de la muerte de mi abuela.




Fired Sign
David Berkeley

Should have told me
seemed like an ordinary day
everything seemed to be okay.
***
Did it hurt you
these are the scars you never show.
She is a fire sign you know,
one day you're near and then you go.
***
Here is a looking glass what do you see,
there is nothing there but me.
There was a wishing well I jumped into
nothing came true.
***
They deceive you,
there was a wall you had to find,
the echoes in your mind.
***
You'll surrender,
these are the lessons that you learn,
no body hears, no one's concerned.
One days its clear and then you burn.
***
Here is the wishing well I jumped into
nothing came true.
Here is a looking glass what do you see
sorry it's just me.
***
Even just a sound and all your cards are down.
Even just a sound,
let me lie you down, don't have to make a sound.
I would lie you down.
***
It surrounds you,
sometimes it's easy to believe,
sometimes it hurts more then it seems.
***
Now it's over,
these are the scars you never show,
there was a warning sign, you know.
***
One day your near and then you go
One day your near and then you go
One day your near and then you go

3 comentarios:

Sad Cecile dijo...

snif :(
y uno con su estúpida vida fácil.
Fuerza, china!

Darina Silverstone dijo...

Me encontré a alguien que te mandó saludos.

Quizá debí escribir esto en un correo.

Pero habemos muchas personas que pensamos en tí.

D.

Susi*Pop dijo...

Quejarse es lo más fácil... intentarlo y vencer es un acto heróico.

Te quiero mujer hermosa, ánimo!