lunes, noviembre 3

Requiem

Se cerró el telón… Luchamos, abuela… Luchaste, Chabela. Y no sé qué haya pasado por tu mente en aquel momento, no sé si me escuchaste cuando te gritaba cuánto te quería… No estaba lista para que te fueras, pero era lo justo: necesitabas paz.

Siempre dijiste que te gustaba cómo escribía, sin embargo, nunca te mostré las letras que inspiraste porque estaban impregnadas de dolor y de miedo. Hoy no se me ocurre una mejor manera de decirte adiós, porque en lo que soy yo hay una parte tuya.

Fue algo difícil el camino, pero logramos reencontrarnos y reconocernos. Desde el terrible diagnóstico hasta el final de tu existencia: reímos, lloramos, peleamos… nos amamos. Agradezco la oportunidad de habernos despedido, de a poco todos los días, y con mucho cariño.

No fui la mejor persona, pero intenté hasta donde pude. Te pido perdón si alguna vez me equivoqué. Te pido perdón porque aún no logro desprenderme de aquel punzante momento en que vi tu cuerpo ya sin vida… cuando supe que no volverías a abrir los ojos.

Abuela, han pasado algunos días y no dejo de llorarte… te extraño. Cuando camino por la calle, de regreso a casa, pienso en la falta que me haces: hubiera querido que estuvieras conmigo el día de mi boda… hubiera querido que me vieras estrenar esos zapatos de tacón que ahora están guardados en una caja. A veces ya no encuentro el sentido de muchas cosas.

Tengo presentes aquellas veces en que antes de salir al trabajo me decías “bonita”, y yo sonreía al pensar que me mirabas así por ser mi abuela. Hoy trato de consolarme con aquellos abrazos que me dabas para no verme llorar; era yo tan tonta… lloraba por tonterías.

Y no sé qué hacer con todo esto… es un dolor tan grande como el enorme vacío que dejaste, un vacío que no llenan mis lágrimas. No sé qué hacer con los recuerdos de mi esperanza, de mi fe en que pronto te aliviarías; con los recuerdos de las radioterapias infructuosas y de tu enorme temor ante la muerte… de todas aquellas veces que fui incapaz de calmar tu tristeza.

A diario sueño despierta, con el deseo de que esto no estuviera pasando, y me estremece la impotencia de no haber podido cambiar el destino. Fuiste mi única abuela, la única raíz que me unía a un pasado, y ya no estás… siento que una parte de mí queda a la deriva.

Y sigo siendo egoísta, porque no dejo ir tu recuerdo. Porque me angustia el hecho de no saber si logré demostrarte todo lo que sentía por ti… Sigo siendo egoísta porque pienso en lo extraño que resulta haberte acompañado en tus últimas horas, como si fuera yo diferente, como si así lo hubieras querido.

Esa noche tomé tu mano mientras dormitabas en aquella camilla y recordé cuando en días anteriores, en ese mismo hospital, te abracé con la fuerza que ya no tenías y contuve el llanto sabiendo que tú hacías lo mismo. ¿Qué es morir, abuela?, ¿a dónde te fuiste?, ¿aún me recuerdas? Yo estoy aquí, viva, absorta ante lo inexplicable… buscando un poco de tranquilidad.

Perdóname si tuve miedo, abuela… si no te comprendí. Perdóname si al final hablamos ya muy poco… perdona mi debilidad de carácter… Hoy, donde quiera que estés, debes saber cuánto te quiero… cuánto te quise en vida… Debes saber todo lo que significas para mí.



Someday we’ll know
New Radicals

90 miles outside chicago
Can't stop driving
I don't know why
So many questions
I need an answer
Two years later you're still on my mind
***
Whatever happened to Emelia
Who holds the stars up in the sky?
Is true love once in a lifetime?
Did the captain of the titanic cry?
***
Someday we'll know
If love can move a mountain
Someday we'll know
Why the sky is blue
Someday we'll know
Why I wasn't meant for you
***
Does anybody know the way to Atlantis?
Or what the wind says when she cries?
I'm speeding by the place that I met you
For the 97th time... tonight
***
Someday we'll know
If love can move a mountain
Someday we'll know
Why the sky is blue
Someday we'll know
Why I wasn't meant for you
***
Someday we'll know
Why Samson loved Delilah
One day I'll go
Dancing on the moon
Someday you'll know
That I was the one for you
***
I bought a ticket to the end of the rainbow
I watched the stars crash in the sea
If I could ask God just one question:
Why aren't you here with me?
***
Someday we'll know
If love can move a mountain
Someday we'll know
Why the sky is blue
Someday we'll
I wasn't meant for you
***
Someday we'll know
Why Samson loved Delilah
One day I'll go
Dancing on the moon
Someday you'll know
That I was the one for you

8 comentarios:

Darina Silverstone dijo...

Por el contrario, Penélope, yo siempre he creído que eres muy valiente.

Ya sabes que pienso que estas circunstancias nos dejan sin palabras.

Te mando un abrazo.

D.

Anónimo dijo...

Un abrazo fuerte, así como tu.

Frodo dijo...

Un gran abrazo chinampa y un beso si me dejas.

Qué bueno que no dejes ir su recuerdo, sobretodo si es bueno.

Yo estoy en otra circunstancia totalmente diferente.

Hasta pronto.

Un hobbit con brazos largos.

anmlocoshome dijo...

Le mando un abrazo china, espero y todo esté mejor pronto...

Yo ando pasando por algo por que pudiera ser parecido... pero es totalmente diferente...

Erion dijo...

No te puedo decir si recordar sea algo bueno, lo ke no es bueno es olvidar, i menos a personas asi, yo perdi ya a todos mis abuelos, pero el ultimo me dolio, por ke era con quien mas comunicacion tenia y a quien mas admiraba, supongo ke fue distinto pero al final es lo mismo...

Valor mujer, que todo pasa "para algo" (no pidas respuestas)

Pd. no me he olvidado de ti solo que me he hecho wey ultimamente y ni chance de checar mi blog he tenido =S

Pero weno...


Un abrazo

Tschüss

Gade Herrera Galicia dijo...

Lo más importante es mantener las enseñanzas y el recuerdo de una persona super importante en nuestras bvidas.

Un fuertísimo abrazo chinísima.

Sad Cecile dijo...

"A veces ya no encuentro el sentido de muchas cosas"...

Eres grande, china :)
Te mando un abrazo.

Lilabeth dijo...

un abrazo fuerte, fuerte, penélope.

se me creo un hueco en el estómago al leerte.

hace más de dos años di con tu blog ya no recuerdo cómo. creo que fue una canción, en realidad no importa.
la cosa es que hoy justo di con mi blog viejo, y me encontré un comentario tuyo. te he vuelto a leer.

un abrazo, de nueva cuenta.