domingo, junio 17

Mejor paso

Nadie cante victoria… la China continúa sin empleo. Mitad renuncia, mitad despido. Y todo porque no estoy dispuesta a ser cínicamente explotada, no lo tolero. No sé si ese sea el camino de muchos, no sé si haya que venderse con todo y dignidad, pero yo no quiero. Mi camino es otro… y lo siento bien dentro de mi corazón.

No es sólo por mí, sino también por las generaciones que vienen, quizás por mis hijos. Todos tenemos derecho a un empleo digno, tenemos derecho a que nuestras capacidades sean valoradas. Para como vamos, muy pronto llegará el día en que darle una oportunidad a la gente joven sea, casi, casi, "un favor".

Porque mientras nos sacrificamos al límite del servilismo abaratamos nuestro trabajo, nuestra profesión. Porque salimos al “mundo real” para ver qué nos dan, y no para encontrarnos con la vida a la que aspiramos, aquella que nos corresponde por el simple hecho de estar preparados y asumir un compromiso.

Es así como una larga cadena de hábitos aberrantes se convierte en un sistema de reglas implícitas. Un juego sucio en el que, de una u otra forma, todos participamos. Total que así es la vida y ante ello nada se puede hacer; quizás aguantar calladitos, y tragarnos nuestras convicciones mientras nos amargamos lentamente.

Pero resulta que yo no quiero llegar a mi edad adulta cargando con el enorme peso de la frustración. Me niego a convertirme en una de esas personas dañadas que busca una venganza absurda, mientras abusa de un risible seudo poder logrado a través de la humillación, la doble moral y la cobardía. Tengo principios.

La justicia comienza por uno mismo. DIGNIDAD es un concepto que va más allá de los libros y la educación formal… DIGNIDAD humana y DIGNIDAD profesional; una misma DIGNIDAD al final de cuentas. Luchar siempre con firmeza e integridad, contribuir para cambiar el mundo y convertirlo en un lugar mejor.

¿Qué hay detrás de una primera plana? ¿Qué hay detrás de una alarmante denuncia social? Yo sólo deseo poder ejercer mi profesión con orgullo, con honestidad, con la certeza de que tiene algún sentido saber diferenciar entre lo correcto y lo vil. Quizás esté yo fuera de la realidad, sin embargo, ahora que soy joven, quiero darme la oportunidad de desvariar, de intentar…


Fito Páez
Nunca podrás sacarme, mi amor

Puedes decirme que sí,
puedes decirme que no,
pero nunca podrás sacarme, mi amor,
pero nunca podrás sacarme, mi amor.
***
Puedes quemarme los pies,
puedes dejarme sin voz,
pero nunca podrás sacarme, mi amor,
pero nunca podrás sacarme, mi amor
***
Y si es folclore o si no,
y si es Urano o Plutón,
pero nunca podrás sacarme, mi amor.
pero nunca podrás sacarme, mi amor
***
Ni un analista, ni un doctor,
ni un cura, ni un gobernador te solucionan los problemas.
La gente busca una razón, yo estoy buscando una canción
que me sacuda la cabeza.
***
Y puedes verte feliz
cuando acá todo es un bajón,
pero nunca podrás sacarme, mi amor
pero nunca podrás sacarme, mi amor
***
Pueden vender un país
y estar del lado de Dios
Pero nunca podrán sacarme, mi amor,
pero nunca podrán sacarme, mi amor.
***
Ni un anarquista, ni un doctor,
ni Stubrin, ni el gobernador te solucionan los problemas.
La gente busca una razón,
yo estoy buscando rock & roll que me sacuda la cabeza.
***
Puedes echarme de aquí, por no pensar como vos,
pero nunca podrán sacarme, mi amor,
pero nunca podrán sacarme, mi amor.

3 comentarios:

Capitán Guayaba dijo...

Pues es una pena china, no se que decirte, ya lo platicamos todo por msn, pero bueno, espero que consigas pronto chamba y ánimo, uno nunca debe dejar de lado sus convicciones... Besos.

jessica_luna_púrpura dijo...

hola china, pues ya leyendo tu relato me cambio la perspectiva...animo!!!!!!!!!!!
besines

Frodo dijo...

Necesito desempleo, la vida me consume. Eso me pasa por no jugar melate. Ya me voy a curso de extintores, haber si no me quemo. ¿más?

Un Hobbit que desvaría.