domingo, marzo 25

Más o menos, similar

Desempleada… sin seguro médico… desprotegida. Aún no acabo de entender eso del “primer empleo”, bueno, yo ya voy por el segundo, ja. Y a veces, en el colmo de la desesperación, desearía haber estudiado alguna ingeniería exótica, a falta de medidas esculturales y un “amplio criterio”… Pero no, me aferré a eso de la “escribida”; yo quería ser periodista y salvar al mundo.

El caso es que, para colmo de mis males, tuve problemas con mi oído. Así mero, un día me levante y na’ más ya no escuchaba bien del lado derecho… ¡ERROR! Jamás debí haber utilizado el maldito “cotonete”; la baja intensidad de los sonidos de pronto se convirtió en silencio total… y yo que ando tan sensible, que me pongo a llorar y a pegar de gritos.

¡¿Por qué, Dios?! ¡¿Por qué a mí?! Si yo siempre me limpio bien y me cuido de no acumular cerilla. Y luego… luego vinieron los mareos y las ganas de vomitar, y todo porque el dichoso oído está íntimamente ligado a nuestro sentido del equilibrio. O sea, sorda y guacarienta… “Too much”, dirían los fresas esos que creen que intercalar frases gabachas resulta “súper in”.

Acepté que tenía un problema, tal vez no grave, pero sí algo delicado. Evalué las opciones, que no eran muchas. ¿Dispensario médico? La neta, me dio pena eso de recurrir a mi comunidad parroquial por pura conveniencia… ¿qué tal que Dios me castigaba y me dejaba sorda de ambos oídos? Ahora me quedaba sólo una alternativa…

Dudé un poco antes de entrar al consultorio del Doctor Simi. Bueno, de uno se sus representantes, el médico Arturo Pacheco, un hombre cincuentón que me atendió con gran amabilidad. Y, cual si tuviera yo herpes genital, le dije con toda la vergüenza del mundo, que me había quedado sorda por utilizar, estúpidamente, un “cotonete”.

El hombre sonrió y procedió a revisarme con un aparato; vi en su rostro un gesto que logró tranquilizarme. Con toda atención, escuché sus indicaciones: “Utilizas una jeringa para lavarte el oído y te pones dos gotas de agua oxigenada, para que quede bien limpio. Después, vas a aplicar el medicamento que te voy a recetar”. Sí, sí, por supuesto que compré un fármaco similar.

Fueron 50 varos por la consulta y el remedio. Y resultó que soy una mujer similar, una periodista similar. Las dichosas gotas óticas no sirvieron para maldita la cosa, pero después de unas buenas lavadas con agua oxigenada, mi oído quedó mejor que el de un lince. A fin de cuentas, Arturo Pacheco logró que yo volviera a disfrutar de los gritos de mi mamá, y hasta con “sonido sorround”.

Mi muy amado sentido auditivo… ese mediante el cual percibo el bullicio… los gritos… ese que me hace disfrutar de la música, de la poesía en voz alta y hasta de las “malas palabras”. Gracias a Víctor González Torres, porque tiene excelentes médicos; el Doctor Simi y el agua oxigenada me salvaron de una terrible e inminente sordera.

17 comentarios:

jessica_luna_púrpura dijo...

ah, no mames, yo todos los dias depues de bañarme, me seco las choras y las limpio con cotonetes
o sea, me espera muerte y destruccion tambien?????????
:S

Capitán Guayaba dijo...

No no no, yo tuve muchos problemas con los pinches oídos por ser en exceso limpio y descuidado, siempre me los lavaba con jabon, y se me quedó jabón un día, me dio un champiñonazo en el oído y me lo tuvieron que quitar todo con un pinche ganchito, a final de cuentas me recetaron tinaderm o algo para el pie de atleta, entonces, supongo que tengo orejas atletistas... Que bueno que estabas bien, yo quiero una foto con el Dr. Simi (Con la Botarga, no con Víctor González Torres) Besos!

Frodo dijo...

Ya me pasó y en el mar, donde la vida no fue sabroza por el méndigo dolor de tatema que me agarró. A mi me dejaron como 10 minutos con una solución de que quiénsabequéfregados en la oreja, por poco me da también tortícolis y después unas gotas y ya. A mi se me hizo masacote la arena y la sal.

Pero sigo vivo...

Hobbit orejón.

superfurry dijo...

Debio haber sido divertido, era como si estuvieras bien peda.

Sil dijo...

¿Esa fue tu primera vez en un consultorio del doctor Simi? ¿O entendí mal?

Noo, yo no me limpio con cotonetes desde que alguien me dijo que lo que esas cosas hacían era empujar la cerilla más y más adentro.

Saludos!

Anónimo dijo...

Chin mano, ps yo me limpio harto con contonetes, se siente bien rico, no les pasa?, shhhhh!!, jajaj, por otra parte esa frase de "oir a tu mamá en sorround" es lo de hoy jaja, neta!

Gadósfero dijo...

yo por eso, güarramente, me saco la suciedá' de las orejas con los tapones de las plumas, llaves, uñas, prendedores, seguros, pasadores, tijeras y hasta con cuchillos de plástico.

Saludos

Mili dijo...

pues que tal no? que yo ni al medico me iba de la verguenza!! jaja, estas un paso mas valiente que yo mi penelope, pero la verdad por cosas del deporte nunca me he preocupado demasido por la limpieza de mis oidos, tanto cloro y cosas de piscina desde chiquita que nunca he sabido de "oidos sucios" y debo admitir que ni se usar cotonetes!! estas cosas de practicar natacion

Chitiva dijo...

Saludos China!!!!!

Muy mal eso de quedarse sorda. Yo también uso los méndigos cotonetes pero hasta ahorita no me he quedado sordo.

Será mejor suspenderlos y usar las alternativas de Gade, jajajajaja.

Me da gusto que que te encuentres bien. Te mando un abrazote.

Alex

Pami Yasbeck dijo...

Jaja ¿y no perdías el equilibrio mientras estuviste sorda? A mí una vez por error me echaron gotas dl oído en los ojos...

jessica_luna_púrpura dijo...

inche china, donde andas, jija?

Darina Silverstone dijo...

No, no mi china...

Todos los Otorrinolaringolocos dicen que la cerilla debe salir por si sola. No te debes meter nada en el canal auricular.

Los cotonetes son para usarlos en el pabellón auditivo (vease oreja)y que allí no se te acumule mugre, porque con la contaminación (sabes que estamos en contingencia, verdad?) se ensucian.

El ser humano vivió sin otitis y sin cotonetes durante muchos felices años.

¿También hay cotonetes Similares?

D.

jessica_luna_púrpura dijo...

chiiiiiiiiiiina, ya escribe, no ma,,,

Frodo dijo...

Apoyo la petición de Jess.

Frodo apoyador.

Frodo dijo...

Todo abril sin postear... tssss que mala onda.

Un Hobbit que reclama.

Capitán Guayaba dijo...

Queremos post!

Wolfgang-bang dijo...

Pues de liga en liga llegué aquí, y qué mejor momento que una crisis auditiva... Sabes?... tengo muy poco cuidado con mis orejas... después de leerte creo que dedicaré más tiempo a su aseo... pero.... Chales si los cotonetes son tan enemigos del Yunke, el martillo y el estribo... con qué fregaos me asearé ahora??... debo mencionar quel awuita otsigenada me da mellito... ahí te cuento después....