lunes, febrero 20

La Hora de Luis Mi-Rey

El otro día me subí a uno de esos camiones blancos grandotes; así vino a mi mente el recuerdo de la primera vez que viajé en uno. No sabía dónde depositar el dinero y, cuando pretendí dárselo al chofer en la mano, más de la mitad de los presentes se rieron mientras que mis amigos de la prepa no paraban de burlarse: “¿Qué no hay de estos en tu pueblo?”.

Bueno, fue sólo una digresión. El caso es que esta vez ocurrió algo por demás ¿chistoso? El transporte estaba lleno cuando, de repente, un tipo que iba sentado sacó su radio de pilas y cuidadosamente sintonizó Amor 95.3 FM con ayuda de la antena; entonces comenzó a escucharse: “…Y soy rebelde, cuando no sigo a los demás/Y soy rebelde…”

Hasta ahí todo parecía normal, entonces dio inicio La hora de Luis Miguel. Ni tardo ni perezoso, el susodicho le subió el volumen a su radio — emocionadísimo, loco de contento— y comenzó a cantar. ¡Ay, ay, ay!, el pobre era bien desafinado, más bien desafinadísimo, y miren que lo digo yo; era algo así como escuchar a Shaggy el de Scooby Doo.

Poco a poco su voz fue en “crescendo”... ya era todo un concierto. La gente se asomaba en busca del osado, los curiosos estiraban el cuello y husmeaban entre la multitud. De pronto, alguien no contuvo el comentario: “Si ni canta tan feo”; las risas no se hicieron esperar, pero eso no ofendió en lo más mínimo al futuro heredero de El Sol, quien incluso cerraba sus ojitos para una mejor interpretación.

Y resultó gracioso observar cómo hasta los más serios, los de gesto severo, no podían aguantarse, es más, el chofer también se reía. Una mujer joven que estaba sentada a mi lado tuvo que secarse las lágrimas que le fueron provocadas por el ataque de carcajadas. “De veras, no es por ser mala persona, pero ahora resulta que Luis Miguel no se sabe sus propias canciones”, me dijo bajito, entre risa y risa.

Aquel comentario hizo que yo prestara más atención a la interpretación del individuo del radiecito: “…Que anoche en la playa, no me dejaste amarte/pues hay dentro de mí otra mujer (¡¡¿¿??!!)/No busques a la noche/No busques a la playa/No busques a la lluvia (¡¡¿¿??!!)/Será que no me amas…”. ¡Chalessss! Fan, fan y ni siquiera se sabía bien las letras, ya no hay vergüenza.

El momento culminante, el colmo de los colmos, vino con El día que me quieras: “…Y un rayo misterioso, hará nido en tu pelo/luciérnaga furiosa (¡¡¿¿??!!)…”. Yo sólo pude pensar: “Aguas con el ataque de las luciérnagas, porque están ¡fu-rio-sas!”, jajaja. “Bueno, pero si quiera le pone sentimiento”, agregó mi vecina de asiento después de un rato.

Como los asiduos escuchas de Amor sabrán, uno de los spots publicitarios de la estación está basado en una canción de “Luis Mi”. Súbitamente, cuando parecía que los comerciales nos brindarían un breve descanso, se escuchó el alarido: “Amor, amor, amor…”. Sí, sí, hasta el spot se aventó el condenado, ¡por Dios, hasta el spot!, ya no sabíamos si reír o llorar.

Por fortuna yo me bajé en Rojo Gómez, lo siento por todos aquellos que tuvieron que “chutarse”, completita, La hora de Luis Miguel. Bueno, al menos me hice amiga de la mujer que compartió asiento conmigo: “Hasta luego, que le vaya bien. Disfrute lo que le queda del concierto”, le dije bromeando. Al despedirnos, ambas volvimos a reír e intercambiamos una mirada maldosa.



Ahora te puedes marchar
Luis Miguel

Si tú me hubieras dicho siempre la verdad
Si hubieras respondido cuando te llamé
Si hubieras amado cuando te amé
Serías en mis sueños la mejor mujer

Si no supiste amar
Ahora te puedes marchar

Si tú supieras lo que yo sufrí por ti
Teniendo que olvidarte sin saber por qué
Y ahora me llamas, me quieres ver
Me juras que has cambiado y piensas en volver

Si no supiste amar
Ahora te puedes marchar

Aléjate de mí
No hay nada más que hablar
Contigo yo perdí
Ya tengo con quien ganar

Ya sé que no hubo nadie que te diera lo que yo te di
Que nadie te ha cuidado como te cuidé
Por eso comprendo que estés aquí
Pero ha pasado el tiempo y yo también cambié

Si no supiste amar
Ahora te puedes marchar

Aléjate de mí
No hay nada más que hablar
Contigo yo perdí
Ya tengo con quien ganar

Ya sé que no hubo nadie que te diera lo que yo te di
Que nadie te ha cuidado como te cuidé
Por eso comprendo que estés aquí
Pero ha pasado el tiempo y yo también cambié

Si no supiste amar
Ahora te puedes marchar

15 comentarios:

ANM locoshome dijo...

Kiubole

Jajaja... ke Buena anectdota Chinisima!, ya me imagino el "conciertazo" que se ha de haber dado el tipo... jejeje... me hubiera cajeteado de la risa a la primera nota, sin duda...

CLAUDIA dijo...

Innegable: en este país Luis Miguel es el sol de muchos y el rey de muchas!!!

moqo * Ex.Traño dijo...

La buena es: "de pronto FLAshhhhh la chica del bikini azul""

Él no es mi Sol, siempre es de noche.

Frodo dijo...

Oye, te hizo el día el chavo. La mayoría de las veces y la mayoría de personas van en el camión con la carota y listos para pelear por cualquier cosa con cualquier otro.

Habría sido chido estar ahí y reir con todos.

Frodo sólo canta Oaxaca.

jessica_luna_púrpura dijo...

AH, NO MA
HOY ME LA HE PASADO LEYENDO HARTOS POSTS CHISTOSO
JAJAJAJJAJAJA, INCHE CHINITA
JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA, YA ME DUELE LA PANZA

Capitán Guayaba dijo...

No se si es el síntoma de que me he vuelto a enamorar, pero curiosamente, esta mañana venía yo cantando "La incondicional" con toda la enjundia posible, y ahora que leo tu post me siento totalmente avergonzado, creo que a la próxima me entretendré cantando algo del Recodo o ya de perdida Marihuana Boggie de Manu Chao. Saludos.

van dijo...

yo pensé que acampar en una palya donde no hay luz, sería una buena idea para huir de la euforia extraña hacia luis miguel que está dando en la ciudad de méxico.. pero.. no!!! fui a toparme con unos vecinos raramente fresas que solo lo escuchaban a él. raro, raro, parece que lo tenemos en la piel. como él tiene a México en la piel. no!!

Kaleidoscopico dijo...

ah jijiji esos personajes son geniales, acá en Morelia hay un tipo que es "medio" conocido por componer canciones y cantarlas en puestos de comida callejeros, solo acompañado por sus palmas y sonidos guitarrescos hechos por su boca, es digamos una estacion de radio andante porque hasta anuncia que si vez las novelas de televisa te puedes ganar un coche...


comiquisimo.

Sil dijo...

Jajajajaja. Ah, qué risa me dio.

Sad Cecile dijo...

JAJAJAJAJAJAJA...
¡No cabe duda, eres una gran cronista!
Qué cagado sujeto... JAJAJAJA... hasta se me quitó el sueño.

superfurry dijo...

"Fiebre de amor" con "Lucerito" la vieja pedorra (literalmente), y "Ya nunca más". Dos joyas de la cinematografía nacional.

Es bien divertido ver a Luismi actuar de niño cojo.

hannibal dijo...

deperdida le hubiera aventado 1 peso por que alomejor era lo que buscaba el tipo jajaja y que tal si taba entrenando para la academia 78 generacion jajaja
le mando saludos de karaoke

*ѕιpιrι* dijo...

Nah ps...me dió mucha ternura imaginarme al tipo kntando cn los ojitos cerrados... seguramnt el estaba re-feliz x q tenía 1 público q estaba disfrutando d su interpretación (q definitivamnt le salía del alma). Ya ps él les alegró su día así c uds le alegraron su día a él !!!

jessica_luna_púrpura dijo...

ya kiero otro post! :(

Cinéfilobo dijo...

Hijole!

Y yo peleando boletos para el concierto acá en Guadalajara.

Saludos Tequileros.